Tendencias de consumo de la cebolla

4 abril, 2019

El consumo de cebolla sigue creciendo y nuevas oportunidades aparecen para los supermercados y la restauración. 

Las cebollas son un alimento con escaso aporte calórico, ideal para consumir tanto en crudo como cocinadas

está considerada entre las 5 hortalizas que más se consumen y que más volumen de negocio genera. 

De acuerdo a la asociación nacional de cebolleros en EE.UU (NOA) el consumo per capita ha crecido un 70% en dos décadas, desde 5,5 Kg. en 1983 hasta 9,5 Kg. en 2005. 

Según los analistas, este incremento se debe a que los consumidores escogen más de un tipo de cebolla 

Esto hace que las cebollas se encuentren entre los 10 productos más solicitados en la lista de la compra. 

Las cebollas dulces 

Estas cebollas no pican y tienen un alto contenido en agua y en azúcares, razón por la cual son tan deseadas para las ensaladas. 

Técnicamente pertenecen al tipo de cebollas denominadas “ciclo corto. 

a medida que su demanda crece, se hace evidente la necesidad de regular el mercado para que el consumidor obtenga aquello por lo que esta pagando un precio extra. 

La certificación de las cebollas dulces y el abastecimiento durante todo el año, son los temas que mayor interés despiertan actualmente, y en los próximos años se verán cambios importantes con el objetivo de regularizar este producto de gran valor añadido. 

Cebollas para cocinar 

Son las cebollas tradicionales, con pieles más oscuras 

Son muy ricas en compuestos azufrados, que son muy volátiles y forman parte de su aceite esencial. Este aceite es responsable del característico lagrimeo que se produce al cortar una cebolla. 

cuando se cocinan, apenas pierden su contenido en flavonoides, por lo que cualquier plato elaborado con ellas será una fuente muy rica en antioxidantes. 

Cebollas para aros 

protagonistas de los establecimientos “fast ­ food” americanos. 

se trata de cebollas que tan sólo tienen un centro, 

en una variedad tradicional se encuentran entre 3 y 5 centros

Pueden ser tanto cebollas dulces como cebollas para cocinar

Desde el punto de vista comercial, es importante que el número de aros en una cebolla sea grande y que éstos sean carnosos. Solamente se emplean variedades de piel amarilla. 

Cebollas tiernas 

Son cebollas que se han re­ colectado en un estado inmaduro, de modo que el bulbo no se ha desarrollado completamente y su tallo permanece todavía erguido y verde. Destaca la frescura del pro­ ducto, que suele comercializarse en manojos o últimamente en flow­pack . 

Cebolla japonesa 

Se la conoce habitualmente como cebollino o Bunching onion, es de origen asiático y no es exactamente una cebolla, ya que su nombre botánico es Allium Fistulosum L. Crece de forma similar a la cebolla (Allium Cepa L.) con la diferencia de que no bulbifica y sus hojas y tallos son huecos, alar­ gados y esbeltos. 

En muchas ocasiones es fácil confundirlas con los ajos tiernos, pero su sabor es muy distinto. 

sabor dulce y delicado. 

En EE.UU se consumen habitualmente. Allí se las conoce como “scallions” ó “green onions” y suelen ir envasadas en bolsas de polietileno agrupadas en manojos. 

Cebollas chalotas, perladas, boretanas y otras 

Todas ellas pertenecen a la categoría de especialidades y su con­ sumo aunque muy pequeño, es bastante estable y disfruta de un mar­ gen mayor. 

Resultan ideales como acompañamiento de platos a base de carnes, y raramente se consumen en fresco, pues son bastante picantes. 

De todas, la más conocida es la cebolla chalota ó shallots (Allium ascalonicum), muy apreciada y conocida en la cocina francesa, donde se consume principalmente cocida. Su sabor se encuentra entre la cebolla y el ajo, y es a la vez fino y aromático. 

La cebolla perlada o pearl onion, es un bulbo diminuto de aprox. 2­3 cm. de diámetro, son perfectas como guarnición de guisos por su tamaño reducido y su sabor fuerte. 

Son habituales en los países bajos 

La cebolla boretana o cipolline es una cebolla de origen italiano, Muy característica por su forma muy aplanada y su sabor suave. 

Conclusiones 

Como hemos visto, la cebolla es un alimento de gran diversidad varietal y constituye uno de los alimentos más beneficiosos que existen para nuestra salud. Aprovechemos esta ventaja, para aumentar la gama de productos disponibles en supermercados, tiendas y otros establecimientos, ofreciendo al consumidor un producto de alta calidad los doce meses de año.